Crédito fotografía: 
Prensa Chaleco López
El piloto chileno es el líder indiscutido de la serie Side by Side a 59 minutos 46 segundos de su más cercano rival, el español Gerard Farrés. En las motos, en tanto, Pablo Quintanilla, se jugará la opción de desplazar del primer lugar del podio al al australiano Toby Price (KTM), el líder de la carrera que le leva una ventaja de 1’2”.

El piloto chileno Francisco “Chaleco” López, quedó con la primera opción de obtener su primera victoria en el Dakar luego de llegar tercero en la penúltima etapa celebrada ayer en Perú. Sólo 359 kilómetros lo separan del que sería su máximo logro en la prueba en la categoría Side by Side manteniéndose a casi una hora de su escolta, el español Gerard Farrés.

La de ayer fue una etapa  muy compleja y difícil por dunas en la región de Pisco, aunque Chaleco mostró su sabiduría y experiencia. Salió a  correr a un ritmo constante, administrando los 55 minutos que lo separaban de su escolta el copiapino Rodrigo Moreno, quien finalmente tuvo problemas que lo retrasaron en el trazado de 409 kilómetros de la etapa 9, que fue ganada por el brasilero Reinaldo Varela, el vencedor de 2018, con 4:20’02”. Segundo fue Farrés a 3’03” y tercero Chaleco López a 11’26”. Cuarto se ubicó el coequipo del curicano, Hernán Garcés, a 33’04”.

La general la encabeza López con 40 horas 47 minutos 46 segundos. Lo escoltan Farrés a 59’46 y Varela a 1:11’29”. Hernán Garcés se ubica 8° a 12:59’49” de su compañero de Team.

112 kilómetros

“Queda nada y queda mucho para la meta. Son 112 kilómetros de especiales del total de 359 de recorrido para llegar a Lima. Esperamos seguir administrando la ventaja que tenemos y que no nos pase nada en la última etapa. Hoy fue difícil, con un trazado complicado, donde estaba fácil romper, pero cuidamos y acá estamos con Álvaro León, enfocados a realizar un buen trabajo”,   dijo Chaleco a su llegada al final de la especial del día bajo una alta temperatura de 36 grados.

La etapa final, la décima, será por zonas de dunas entre Pisco y Lima, tan complejas como las nueve anteriores, pues en el Dakar nada es fácil. Chaleco tiene una ventaja de casi una hora, algo inesperado la semana pasada, cuando se quedó enterrado en la arena, perdiendo más de 60 minutos. Por eso no se confía hasta que bajen la bandera final.

Ser constantes

“Sin duda que iré tras el triunfo. La idea es ser constante como hoy, que la máquina no falle ni tampoco nosotros. Esperemos que mañana sea un buen día”, concluyó y se marchó al campamento para la revisión del Side by Side número 360.

Francisco Chaleco López corre con los colores de Copec, Garcés Fruit, BCI Seguros, Peugeot, Mobil, La Tercera, Sodexo, Cooper Tires, Can-Am, BRP, Conveyor Belt, KMC Wheels, Mall Sport, Clínica Meds, Würth, Thule, Oakley, Specialized.

Quintanilla en motos

Otro que tiene opciones de triunfar, aunque en la serie motos, es Pablo Quintanilla (Husqvarna), quien también se ubicó tercero en la penúltima fecha, quedando a un poco más de un minuto  del líder de la general, el australiano Toby Price (KTM).

“Ganar es difícil, pero no imposible” ante el reto de recortar en la última etapa el 1’2’’ de Price (KTM).

“Cualquier cosa puede pasar. Hay que estar preparados para hacer esos 112 kilómetros con alta intensidad. Tengo que atacar al 120 por ciento desde el inicio”, dijo Quintanilla tras terminar la novena etapa, en la que no pudo recortar tiempo a Price porque salieron esta vez en líneas de 10 motos.

“No había opciones de recortar. Es imposible cortar en dunas el tiempo a menos que haya un error de navegación. Veníamos los dos cada uno pendiente del otro. Toby venía con la misma estrategia, y vamos a ver qué pasa el jueves (hoy)”, señaló. 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X