Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Este domingo, el equipo de Patricio Graff buscará olvidar la derrota ante San Felipe, logrando un triunfo que lo acerque a la Primera División. El choque con los microbuseros se agendó para las 18.00 horas.

No estaba en los planes de ningún integrante del plantel de Coquimbo Unido volver del valle del Aconcagua con las manos vacías. El revés ante San Felipe le puso un freno a la marcha que venía mostrando el cuadro aurinegro en las últimas jornadas, aunque se sigue manteniendo en la cima de la clasificación escapado de su más cercano adversario, por cuatro unidades, las que espera mantener o estirar este fin de semana en el marco de la fecha 27 del calendario cuando reciban a Santiago Morning en el estadio Francisco Sánchez Rumoroso, otro duelo vital en esta carrera que los separa de la categoría grande y que será el primero de los tres últimos que debe enfrentar como dueño de casa.

“Nadie dijo que esto sería fácil o que estaba resuelto”, indicó el entrenador Patricio Graff, dando a conocer que a estas alturas todos los rivales se juegan por cosas puntuales y eso los hace más complicados.

En el caso de San Felipe, el equipo de la Región de Valparaíso pelea por un cupo en la liguilla que entregará el segundo ascenso, situación muy parecida a la de los microbuseros del Chago, que este domingo llegarán al puerto con la finalidad de obtener un buen resultado que también comience a asegurarlos en la tanda de los seis mejores de la temporada.

En lo inmediato y contando con cinco días aún por resolver el equipo, el deté trasandino tendrá que echar mano al zaguero Washington Torres en la zaga para reemplazar a Sebastián Silva, quien por acumulación de amarillas, deberá purgar una fecha de sanción. El resto del equipo seguirá siendo el mismo que estuvo en el duelo con los sanfelipeños, salvo que en la zona media, Ferreira tenga más minutos en desmedro de Galani, ya que el trasandino aporta más pegada y mayor visión de enlace con los hombres de ataque.

En ofensiva nada se moverá. Incluso el ariete Yashir Pinto, que pudo ser considerado en la nómina de la selección de Palestina por la fecha FIFA, optó por quedarse en el puerto para defender la aurinegra.

Tras el duelo pasado ante San Felipe, el ariete indicó que no esperaban caer y que eso les pasó por salir a ganar como lo hacen siempre, “quisimos y salimos a ganar, en una cancha muy pequeña donde la mayoría de los goles fueron de balón detenido”.

No obstante la derrota, dijo que “esto no es para volverse locos, nosotros salimos a ganar en todos lados, pecamos de ingenuos, quisimos abrochar el empate, pero fuimos por más y en ese ímpetu nos hicieron el cuarto gol”.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X