• El atacante Pedro Muñoz, no encontró el camino para escapar de la marca, fue reemplazado tempranamente por Benítez.
Crédito fotografía: 
Twitter Coquimbo Unido
Aunque no logró generar tantos elogios como ocurrió cuando enfrentaron a la UC, en el equipo de Patricio Graff apostaron por regresar con un positivo desde el Maule.

Como un empate que servirá en la cuenta corriente de la temporada fue recibida la paridad que anoche logró el cuadro de Coquimbo Unido  con el marcador en blanco ante Curicó, en el marco de la segunda fecha del Campeonato Oficial en la  Primera División. Un partido que premia  o castiga el juego de ambos elencos en el césped de la Granja y que bien pudo haber finalizado con algún gol en cualquiera de los arcos.

Si bien ambos equipos no habían logrado ganar en la primera fecha, venían precedidos de buenos pergaminos en  sus duelos ante Iquique y  la IC, respectivamente, aunque tenían claro que este partido sería completamente diferente.

Y así fue. No se sacaron ventajas los equipos con predominio de las defensas y mucha fricción sobre el mediocampo que provocó que la mayoría de las variantes fuera por problemas físicos.

Quiso Coquimbo imponer su intensidad desde los primeros pasajes de la brega para contener a un equipo tortero que agrupa mucha gente en la zona de mediocampo para sumarse al ataque y acompañar a su atacante Gabriel Vargas.

El trajín sería de los hombres de mediocampo como efectivamente ocurrió, ya que Cano prácticamente no pasó  aprietos, salvo un remate de distancia en los primeros dos minutos de Ever García que pasó cerca de su parante izquierdo.

3 de  marzo próximo Coquimbo Unido recibirá a Everton  en el marco de la tercera fecha

Si el elenco aurinegro se veía bien en esa faceta, esta vez no encontró la libertad para  aproximarse al arco de Deschamps, quien tampoco ensució su traje, aunque al irse al descanso un cabezazo de Doldán se perdió por poco.

Lo mejor del partido llegó en la segunda etapa de la mano de las equivocaciones y poca claridad en la construcción del juego. La más clara la tuvo el ingresado Quiroga quien se llevó en velocidad a su marcador Oyarzún y al sacar su zapatazo de derecha el meta Cano estuvo brillante con su guante derecho para evitar la  conquista.

Corría el minutos 78’ del compromiso, tiempo que aprovecharon ambos equipos para seguir en la refriega hasta esperar el pitazo final del juez Cristian Droguett, al  que ambos técnicos encontraron demasiado permisivo. 0805i

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X