• Kepa Arrizabalaga desafío al técnico Maurizio Sarri para mantenerse en cancha y falló al atajar los penales celestes.
Crédito fotografía: 
Efe
A la celebración en cancha que tuvieron los celestes también se sumó el chileno Claudio Bravo, que vive las últimas etapas en su proceso de recuperación por una lesión en un tendón de Aquiles.

El Manchester City conquistó este domingo su sexto título de la Copa de La Liga, al vencer al Chelsea en los penaltis (3-4) tras haber empatado sin goles en el tiempo reglamentario de un duelo que tuvo como villanos a Jorginho y David Luiz que fallaron sus penas máximas.

El lanzamiento de Raheem Sterling que certificó el sexto título para el City en esta competición, acabó con un Chelsea que supo manejar el favoritismo del City y en el que Kepa Arrizabalaga protagonizó el momento del encuentro al negarse a salir del campo, cuando Maurizio Sarri quiso cambiarle para meter a Willy Caballero en la tanda de penaltis.

El juego durante la primera parte tuvo amplio dominio del cuadro de Josep Guardiola. El City tuvo hasta el 71 por ciento de posesión y amenazó de forma constante frente al área de Chelsea, aunque las proyecciones en busca del gol fueron escasas.

En el complemento ambos equipos exhibieron sus mejores argumentos. Chelsea despertó y se mostró recio, para atacar y darle trabajo a Ederson, que sin embargo siempre se mostró firme para proteger su arco.

La mejor opción del City llegó en los 56'. Sergio Agüero apareció entre la línea de centrales y con un remate de 12 metros consiguió agitar las redes. Sin embargo, el VAR intervino y determinó que el argentino, por centímetros, estaba en posición de adelanto.

El trauma del 6-0 que Chelsea recibió por parte del City hace dos semanas en la Premier League quedó en el olvido esta jornada. Ambos equipos jugaron en un nivel sobre la media, pero ante el límite del tiempo reglamentario, los de Maurizio Sarri encontraron las mejores chances.

Se obligó la ida a la prórroga. Se arriesgó y se mantuvo el enfoque ofensivo. Manchester City pudo encontrar la ventaja en el marcador en los 110', con una jugada combinada de Agúero y Raheem Sterling que resultó estéril tras la intervención del portero Kepa Arrizabalaga.

Ante la inmimente llegada de los penales, Sarri decidió llamar a un especialista en atajar tiros desde los 12 pasos. Willy Caballero iba a tomar la posición de Arrizabalaga, pero en una reacción insólita, el español desafió el llamado de su técnico para defender su arco hasta el final. Ello provocó una explosión de rabia el DT italiano al borde de la cancha.

En la serie de panales, por el City solo falló Leroy Sané, que vio su tiro en las manos del golero azul. Los que sí rindieron para conseguir definitivamente el título fueron Ilkay Gündogan, Agüero, Bernardo Silva y Raheem Sterling.

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X