• El portero Matías Dituro fue clave para impedir que los buenos momentos de Coquimbo Unido se transformaran en gol.
Crédito fotografía: 
Andrea Cantillanes
Tras la derrota ante Universidad Católica, llegó la hora de la autocrítica y de los análisis, sin dejar de lado los puntos altos de un partido donde más allá del ímpetu, hubo momentos de buen fútbol y la idea que ha plasmado Patricio Graff durante su estancia en el puerto se sigue manteniendo.

Tras la caída sufrida por Coquimbo Unido el viernes por la noche en el estadio Francisco Sánchez Rumoroso, comenzó la autocrítica en el plantel aurinegro, considerando que pese a la derrota sufrida ante el campeón del fútbol chileno, hay una serie de aspectos a rescatar.

Muchos se preguntaban si  era “admisible” un tropiezo por parte del equipo de Patricio Graff ante el monarca vigente, que  venía realizando positivas actuaciones durante el verano, sobre todo en la Copa Viña del Mar.

Lo cierto es que una vez concluido el match, el técnico Patricio Graff repasó diversos pasajes del debut de Coquimbo Unido en Primera División y aseguró que si bien hubo momentos destacables, también hay aspectos que se deben chequear para así no pasar zozobras durante el resto de la temporada, y en lo inmediato ante el próximo rival de los porteños, que será Curicó Unido el próximo sábado en el estadio La Granja.

Lo destacable fue el funcionamiento de la estructura que habitualmente inculca Graff a sus equipos; es decir, la puesta en marcha con un 4-3-3, sello que se notó en los mejores pasajes de los piratas a lo largo del encuentro.

Pero, en materia defensiva, y también por el centro del campo, quizás producto de  la ansiedad por el debut, Coquimbo Unido cometió diversas imprecisiones en la salida.

Creo que debemos seguir en la senda que nos hemos trazado, así podremos obtener los resultados"- Patricio Graff, Entrenador de Coquimbo Unido



Estas terminaron con los dos goles de la Universidad Católica, que en pies de hombres como Buonanotte, Puch y el propio Diego Valencia, finalizaron en forma adecuada, aprovechando ventajas que en Primera División pueden ser fatales. De hecho, en otros pasajes del encuentro, los cruzados prefirieron replegarse y   manejar en forma inteligente el encuentro. Ahí pesa la experiencia.

Sin embargo, hubo detalles que deben resolverse: por una parte, se le dio ventajas importantes a Edson Puch, sobre todo por parte de Sebastián Silva, que no contó con la ayuda necesaria para doblar la marca por esa banda.  Sumado a aquello, y aunque fue sobre el final del compromiso, la expulsión de Sebastián Cabrera pudo evitarse. Una jugada innecesaria en medio de la cancha, que reflejó en parte la insatisfacción de los locales por una derrota que estaban pagando muy cara, pues oportunidades de alcanzar un buen resultado tuvo, sobre todo en los pies de Pedro Muñoz y en algunas llegadas de Juan Sebastián Doldán.

En ese contexto, el juego por las bandas marcó, como es costumbre, el sello del juego del equipo de Patricio Graff. Farfán y Muñoz se vieron movedizos, apoyados por la positiva colaboración de Mauricio Yedro y Sebastián Galani. Fernando Cornejo, jugando desde más atrás, fue de menos a más. En un principio no se mostró mucho, pero su trabajo en la recuperación de balones se hizo notar.

En ataque, si bien es cierto se destaca el trabajo realizado por Juan Sebastián Doldán, que se ha mostrado movedizo e incisivo, no logró ser el “dolor de cabeza” que se esperaba para la defensa de Universidad Católica.

Es bien sabido que los equipos de Graff “juegan” para el delantero en punta, lo que quedó demostrado en la pasada temporada con la performance de Rodrigo Holgado, que anotó 18 tantos en 2018 y hoy es “promesa de gol” en Audax Italiano. Sin embargo, se espera más de un ariete que bajo este esquema, luce mucho más. En ese puesto, Mauricio Pinilla aparece como el llamado a cubrir en forma superlativa esas necesidades,  pero quizás es necesaria otra alternativa para realizar este trabajo.

Más allá de estos análisis, es el técnico y su equipo de trabajo quienes tienen la palabra.



SITUACIONES CLAVES.

Para el técnico Patricio Graff, quien conversó con los medios de comunicación tras el partido ante los “cruzados”, el triunfo de Universidad Católica pasó exclusivamente por la eficacia de sus jugadores, que aprovecharon al máximo las oportunidades que se crearon.

“En el primer tiempo, ellos sacaron el máximo provecho a esas posibilidades y se quedaron con un resultado que resultó propicio para ellos. Nosotros mostramos una cuota de ansiedad e imprecisión que no puede suceder ante equipos como Universidad Católica, que además tiene experiencia y oficio  para manejar resultados. Lo más importante es que logramos sacudirnos de un momento adverso y conseguimos meternos de vuelta en el partido luego del gol de Jaime (Soto)”, consignó el jefe técnico de los aurinegros. 

Respecto de lo que viene, que es el duelo ante Curicó Unido el próximo sábado a partir de las 20:30 horas, subrayó que “será un partido muy complicado, porque es un cuadro que de local se hace muy fuerte. Creo que debemos seguir en la senda que nos hemos trazado y sólo de esa manera podremos obtener los resultados esperados”, acotó el jefe técnico, que volverá junto a sus pupilos al estadio Francisco Sánchez Rumoroso el próximo 3 de marzo a  contar del mediodía ante Everton.

Esa será, sin duda, una prueba importante para Coquimbo Unido,  sobre todo ante la premisa de transformar al recinto de El Llano en una verdadera fortaleza.

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X