Crédito fotografía: 
El Día
Luego del valioso 2-0 sobre San Luis del domingo, el equipo de Luis Marcoleta comenzó a trabajar en la mañana de ayer proyectando el encuentro que tendrá este viernes con su similar de Barnechea en la capital. Será clave seguir sumando en ese compromiso, ya que en la fecha 8 y 9 recibirá a Ñublense y Temuco.

No hay mucho tiempo para digerir la victoria, la primera en calidad de local de CD La Serena en la presente temporada oficial en la Primera B. Los pupilos de Luis Marcoleta, esta vez en la tribuna por una suspensión, ya comenzaron a trabajar en lo que será su encuentro de este viernes ante Barnechea, en la capital, compromiso correspondiente a la séptima fecha donde buscarán prolongar el camino de los buenos resultados, ya que  después tendrán dos compromisos consecutivos en su casa (ver recuadro).

Los tres puntos obtenidos ante San Luis de Quillota llegaron en un momento clave, en un instante en que para los granates se hacía indispensable sumar,  ya que las derrotas consecutivas que había sufrido ante Cobreloa (en casa) y de visitante con Puerto Montt, lo bajaron en la tabla de colocaciones y lo peor,  comenzaron a restarle crédito con la parcialidad que desaparece rápidamente de La Portada cuando los resultados no son los esperados (salvo esos cerca de tres mil seguidores que asisten bajo cualquier circunstancia al recinto deportivo).

Mayor intensidad

El entrenador Luis Marcoleta, en la previa a este compromiso, señaló que una victoria, como les había ocurrido ante San Antonio Unido, de la Segunda División por Copa Chile, permite trabajar con mayor tranquilidad, con otra disposición, lo que se ve reflejado en el grupo. Ganarle a San Luis, que tampoco llegaba precedido de un gran cartel, permitiría ampliar ese horizonte de posibilidades de un grupo que está llamado a asumir el protagonismo y que debe transitar por el camino del éxito si pretende conseguir el ascenso al término de la temporada.

Sin embargo, hay algo más en esta victoria de los papayeros.  Se mejora en el aspecto colectivo, en esa agresividad  dada a conocer por el propio entrenador al momento de iniciar una carga y buscar el arco contrario.

No se trata de cambiar de la noche a la mañana, aunque la mejoría de muchos de los aspectos, provocó que los jugadores imprimieran a su accionar una mayor velocidad y otra intensidad, suficientes para manejar un partido que por momentos quiso complicarse, en especial cuando el visitante se aferró en extremo a su papel de visitante y salir de La Portada con algo en sus manos (en sus tres presentaciones anteriores fuera de casa había rescatado empates), por lo que uno más en la estructura no le harían ningún daño.

Lo premia la hinchada

Sabe Marcoleta que ese el camino. Lo ha sabido siempre, aunque requiere que sus intérpretes también apuren ese tranco cansino de las primeras cinco jornadas. Replicar lo hecho la tarde del domingo depende de ellos, de las virtudes individuales y colectivas que tienen como grupo, tendencia que hará que estén más cerca del éxito que del fracaso cuando ya comenzamos a transitar en la mitad de la primera rueda y el primer reto dice relación con acortar la distancia que han logrado sacarle los equipos que marchan al tope de la clasificación.

De hecho, la parcialidad así  lo entendió. Premió la entrega del once de Marcoleta y plantea que  todavía hay muchos aspectos que deben mejorar,  aunque la tenencia del balón y  aprovechar las contras, puede darles mayores réditos. 

Vranjicán y el gol

El delantero trasandino Pablo Vranjicán estaba en el ojo del huracán. En cinco fechas todavía no se hacía presente en el marcador y la hinchada definitivamente había perdido la paciencia con él. Esta vez, el ariete respondió con un gol a su entrega oficial reconociendo que “estábamos esperando un triunfo en casa que no lo habíamos podido lograr ya que estábamos dubitativos. Hoy (domingo)  hicimos una buena presentación, en especial en la primera fracción, en el segundo bajamos la intensidad, pero logramos ese segundo gol que nos da la tranquilidad. En una victoria siempre hay cosas para corregir y en ese segundo tiempo más de posesión para tener un triunfo más holgado”.

Respecto de la victoria lograda ante San Antonio, reconoció que todas las victorias tienen importancia, “todos los resultados sirven en Copa Chile, los equipos más chicos no tienen nada que perder y te hacen los partidos muy complicados, fue difícil, logramos revertir ese inicio y nos ayudó sobremanera para enfrentar este partido”.

Acerca de su primer gol, indicó que siempre estuvo tranquilo, “si bien un delantero necesita hacer goles que es muy importante, habíamos hablado que estaba haciendo un desgaste, un trabajo sucio para el equipo, pero el profe me decía que debía ser perseverante, que el gol iba a llegar y ojalá sigan viniendo más míos y del equipo”. 

Barnechea y dos de local

El calendario para el cuadro papayero en las siguientes jornadas presenta a Barnechea en el camino. Con los huaicocheros se enfrentarán este viernes, en la capital, en una superficie sintética que generalmente ha sido complicada para los serenenses. Tras ese cotejo retornarán a casa para enfrentar a Ñublense (domingo 14 a las 16:30 horas) y Deportes Temuco (domingo 21, también a las 16:30 horas.

Mientras que por la décima jornada se trasladarán hasta la Región Metropolitana para medir fuerzas con los Potros de Melipilla, compromiso que se programó para el domingo 28 a las 16:30 horas. Son doce unidades, de las cuales seis se jugarán en casa y donde los jugadores de Luis Marcoleta, buscarán dar el salto que les permita pelear en los puestos de podio.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

Lo más visto hoy

 

Diario El Día

 

 

 

X