• Sobre los desafíos en el rubro del turismo en Chile y específicamente en la región de Coquimbo, conversó la vicepresidenta ejecutiva de Fedetur, Helen Kouyoumdjian en entrevista con diario El Día.
  • Kouyoumdjian comentó que una de las metas a corto plazo es descentralizar la actividad.
Crédito fotografía: 
Cedida
Según la ejecutiva ligada al rubro del turismo, Coquimbo es la tercera región con más alojamientos privados que se comercializan a través de Airbnb, Sinbad, Homeaway y otras plataformas, después de la Región Metropolitana y Valparaíso. Estas plataformas comercializan en gran parte la oferta de alojamiento informal, lo cual explicaría la caída en las pernoctaciones en establecimientos de alojamiento fórmales, que se ha observado en los últimos meses.

Sobre los desafíos en el rubro del turismo en Chile y específicamente en la región de Coquimbo, conversó la vicepresidenta ejecutiva de Fedetur, Helen Kouyoumdjian en entrevista con diario El Día. Un tema que sin duda tiene muchísimas aristas que abordar: la actividad es una de las más emblemáticas de la zona y en ese sentido, hay una serie de tareas que llevar adelante para profesionalizar e impulsar el crecimiento de la industria.

Así, Kouyoumdjian comentó que una de las metas a corto plazo es descentralizar la actividad. En esa línea, señaló que el turismo es una industria que aporta de manera efectiva a la descentralización del país, ya que es un sector que está presente en cada rincón de Chile aportando al desarrollo de las economías locales, aprovechando las potencialidades de los distintos destinos turísticos que tiene nuestro país, generando empleos de calidad y divisas para cada una de las zonas donde se desarrolla el turismo.

Asimismo, confirmó que una de las metas más importantes es lograr una mayor formalización del alojamiento turístico.

Fedetur está llevando a cabo acciones para descentralizar sus actividades y potenciar el turismo en regiones, ¿qué gestiones en concreto han realizado en Coquimbo?

“Uno de nuestros focos actualmente es justamente, acercarnos aún más a las regiones de Chile para potenciar la actividad turística a lo largo de todo Chile. Por ejemplo, el último directorio a principios de octubre, se realizó en Puerto Varas, y esperamos que a futuro podamos realizar otros en distintas regiones.

Puntualmente en la región de Coquimbo, se está trabajando directamente en Vicuña y Paihuano en el desarrollo de un modelo para el fortalecimiento de la Gestión Turística Municipal, que ya va en su segundo año de implementación. De hecho, el Valle del Elqui, es uno de los destinos priorizados en el Transforma Turismo. 

El impulso de nodos turísticos o rutas turísticas en la que participan distintos actores de la cadena de valor relacionada al turismo es otra de las iniciativas que estamos abordando para fortalecer el turismo en regiones, como por ejemplo, las rutas enogastronómicas o patrimoniales, que contribuyen a atraer visitantes y fomentar el turismo interno”.

¿Qué aspectos en su opinión se deben mejorar de manera urgente en el rubro turístico regional?

“Sin duda se debe trabajar en generar una oferta turística en torno al turismo astronómico, que incluya no solo servicios de calidad, sino además nuevas experiencias para los visitantes, y aprovechar así las condiciones de limpieza y transparencia de los cielos de la región.

Un desafío importante será el eclipse solar que ocurrirá el 2 de julio del 2019. Ese día, la luna tapará la cara del sol, convirtiendo el día en noche, y cubriendo una franja de 150 kilómetros de ancho sobre el norte de Chile, desde la localidad de Domeyko, en la región de Atacama, hasta Guanaqueros, en la región de Coquimbo. Miles de visitantes de todo el mundo viajarán a la región para experimentar este hermoso fenómeno con el impresionante paisaje chileno como escenario.

Por otro lado, un trabajo de infraestructura que se está llevando a cabo por varios años y que generará un avance importante en temas de conectividad con Argentina, es la construcción del túnel Agua Negra, lo que permitirá un mayor flujo de turistas hacia la región provenientes del país vecino. Sobre todo considerando que el actual paso cierra durante la temporada invernal”.

¿Cuál diría, es el principal desafío de la región en materia turística?

“La formalidad de los servicios de alojamiento. Coquimbo es la tercera región con más alojamientos privados que se comercializan a través de Airbnb, Sinbad, Homeaway y otras plataformas, después de la Región Metropolitana y Valparaíso.

Esto puede explicar gran parte de las caídas en pernoctaciones y tarifas diarias que informa el INE cada mes. La pérdida de ingresos fiscales no percibidos (sólo por concepto de IVA) debido a la baja producida en la ocupación y tarifas de alojamientos, genera un impacto económico importante, alcanzando cerca de $680 millones (US$1 millón) para la zona”.

¿Qué atractivos turísticos de Coquimbo deben potenciar las empresas de la región?

“La región de Coquimbo tiene condiciones que le permiten ser muy atractiva turísticamente. Es una zona que se destaca por sus cielos limpios y transparentes, por tener excelentes valles transversales que recorren de cordillera a mar, como Elqui, Limarí y Choapa. Esto permite, por ejemplo, combinar actividades de astroturismo, playa y valles.

De hecho, la región concentra el 40% de la observación astronómica del mundo, y el Parque Nacional Fray Jorge fue declarado Reserva Starlight por la Fundación Starlight, siendo el primero en Sudamérica y cuarto en el mundo. Aquí hay un sello muy potente de la región, que la caracteriza y es un punto de interés para atraer un mayor número de visitantes. Su gastronomía y patrimonio cultural y Arquitectónico también son un aspecto que la distinguen”.62-02i

LLEGADA DE CRUCEROS CAE EN LA REGIÓN, PERO A NIVEL NACIONAL CRECE

En el marco de la actividad turística, hay que destacar que la temporada cruceros se ha mantenido relativamente estable en los últimos años. Según comentan desde Fedetur, si se consideran las recaladas, la temporada 2015/2016 registró un total de 16 y la temporada 2016/2017 registró 15. La temporada 2017/2018 fue la que tuvo mayor cantidad, con un total de 22. Para la temporada 2018/2019, de acuerdo a la información disponible a la fecha, se espera un total de 18 recaladas. Esto implica una caída de un 18% respecto a la temporada anterior.

Asimismo, en términos de cruceristas y tripulantes, para la temporada 2018/2019, también se espera una caída de un 2% respecto a la temporada anterior, llegando a cerca de 34.000 visitantes. Esta baja se produce principalmente porque la temporada anterior, 2017/2018, tuvo un incremento importante de 57% respecto a la del 2016/2017.

Cabe señalar que a nivel nacional, se espera, para la temporada 2018/2019 un incremento de un 26% en las recaladas y de un 21% en la llegada de cruceristas y tripulantes respecto a la temporada anterior.

Según la vicepresidenta de Fedetur, estos resultados positivos a nivel nacional, si bien no se ven reflejados en lo esperado para la Región de Coquimbo, sí reflejan el buen momento que está teniendo la industria de cruceros, por lo que se pueden esperar mejoras a futuro.

“Un desafío importante es generar y estructurar una oferta turística para la estadía de estos visitantes en tierra, generando actividades y acciones que sean atractivas y de calidad, acorde a los requerimientos de este tipo de visitantes. Esto permitirá un mayor desarrollo de los destinos turísticos de la región”, dijo Kouyoumdjian.

LA FRASE

“La región de Coquimbo tiene condiciones que le permiten ser muy atractiva turísticamente y hay que aprovechar esos aspectos que se dan naturalmente”. Helen Kouyoumdjian, vicepresidenta ejecutiva de Fedetur.

 

LA CIFRA

18% caería la recalada de cruceros en la región de Coquimbo esta temporada, comparada con la anterior.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X