¿Y por qué no privatizar el Metro? El mercado funciona bien en proveer bienes y servicios. Observe cuán rápido se recuperaron las autopistas privadas, después del terremoto del 27 de febrero de 2010. Clínicas privadas, Chilexpress y servicios de buses interurbanos aparentemente funcionan bastante bien. Los grandes desastres vienen cuando el Estado es dueño. Entonces, todos chilenos deberían ver que la solución a los problemas de Metro de Santiago, es venderlo a empresas privadas. Sí, las tarifas irán fluctuando tanto como peajes en autopistas, pero el servicio sería mejor y la calidad mayor. Además, deberíamos abrir licitaciones para más líneas de Metro dentro de las áreas metropolitanas de Santiago, Valparaíso y Concepción. Agregando a la lista unos trenes de alta velocidad entre Santiago y (a) Viña del Mar/Valparaíso, (b) La Serena y posiblemente (c) Talca y Concepción, estaremos listos para entrar oficialmente en Siglo XXI.

La única cosa sorpresiva sobre esta sugerencia es que no ha sido considerada seriamente antes. Si realmente queremos eliminar problemas y molestias en la vida, ya sea el Metro o el Registro Civil, tenemos que minimizar la cantidad consumida de Estado en nuestras “dietas” económicas, y enriquecerlas con más mercado. Esto es nutrirnos mejor. Más mercado y menos Estado es la mejor manera de curarse de la indigestión causada por ineficiencias, indiferencias, corrupciones, retrasos, retardos y torpezas estatales como las experimentadas la semana pasada en el colapso del Metro de Santiago. Espero que la doctora Bachelet nos ayude a salir de la desnutrición para transformarnos en una robusta nación.

Más en esta historia

- {{historia.created}}

Cargando ...

Autor

X