La Presidenta de la República, Michelle Bachelet, ha nombrado como Intendente de la Región de Coquimbo al administrador público, don Claudio Ibáñez, quien se desempeñó anteriormente, entre otras funciones, como director de CORFO.
Son grandes los desafíos que la nueva autoridad tiene por delante. El principal, sin duda, es seguir enfrentando la aguda sequía que nos afecta y que, pese a las últimas lluvias, mantiene en vilo a los productores agrícolas.
Deben reforzarse y agilizarse las medidas de emergencia y avanzar en acciones de mediano y largo plazo, especialmente en el ámbito de la captación o producción de agua y su uso eficiente. La construcción de las plantas desaladoras será una gestión primordial.
Ligado a lo anterior, aunque con mayor amplitud, está el fomento productivo. Es indispensable que nuestra región siga dando oportunidades de trabajo, recuperando otros sectores que hoy se ven deteriorados, como la pesca y la pequeña minería. Para ello es necesario abrir espacios a la inversión privada, en sus múltiples expresiones, sea de pequeña escala o en obras tan relevantes como el tranvía que conectaría la conurbación Coquimbo – La Serena. El Estado también debe hacer su parte en infraestructura con iniciativas como el paso Agua Negra. 
Esperamos que el nuevo Intendente oriente e impulse, asimismo, las políticas y programas del actual Gobierno. La implementación de la reforma educacional es, en este sentido, un interés prioritario.
Sin duda, es relevante cumplir con los objetivos trazados, pero, en este caso, también lo son las formas. Es indispensable que la gestión sea participativa e integradora, tanto con el CORE y los municipios, como también con la comunidad y sus organizaciones. Asimismo, en lo territorial, no podemos olvidar las zonas apartadas. A nombre propio y del PPD regional le deseo el mayor de los éxitos, en el entendido que ello redundará en el bienestar de todos.

Autor

Imagen de Adriana Muñoz

Senadora de la República de Chile por la Región de Coquimbo

 

 

 

X