Saben Uds. mis esforzados y leales lectores que en estos países se importa basura para sus plantas de energía que se abastecen por el reciclaje de sus residuos?.  Hoy día, Suecia recicla el 99% de los residuos que producen sus habitantes y lo transforma en energía para ellos, superando sur record anterior de “solo” el 96% el año 2012. Sí, claro, me dirán Uds. lo que sucede es que esos países son Súper desarrollados y educados y la gente tiene conciencia de ese problema. Si, es cierto, pero son tan humanos como nosotros.La educación es básica. No digo que la próxima semana comencemos con el ejemplo de ellos, como lo hace desde hace bastante tiempo la Municipalidad de Ñuñoa y poco a poco van aprendiendo. Lo que quizás sería bueno que algunos concejales visitaran concretamente Estocolmo y Oslo y aprendieran como lo hacen y se trajeran algún manual. Este es un tema que hay que comenzar por el pre kínder. Meterlo en las mallas curriculares y veremos que luego de 12 o 15 años, se podrá notar la diferencia. Acuérdense cuando se hizo lo mismo con la Educación del Tránsito. A la salida de los colegios, había brigadas del tránsito que lo regulaban. Todo asesorado por un carabinero. Esto comenzó en Valparaíso y Viña y Uds. notarán que en esas ciudades, todavía se respeta la línea de cebra. Volviendo a la basura. Tema para los programas presidenciales. Tema para los Señores Alcaldes y Concejales. Quizás por el momento no necesiten viajar tal lejos, basta con ir a la comuna de Ñuñoa y preguntar como lo hacen. Mientras tanto seguiremos siendo testigos silenciosos desde nuestro hogar, observando los noticieros, las protestas de los vecinos que se quejan con muchísima razón.Y ¿Como andamos por casa? Me cuenta un amigo que vive a dos kilómetros del vertedero de Coquimbo y me dice que el olor es insoportable, sobre todo en verano y que las moscas son pan de cada día. ¿Será tan así? 

Autor

Imagen de Marcial Robledano Perucich

Escritor.

Otras columnas de este autor

 

 

 

X