• La mujer, conocida también como “la Chany”, tuvo un rol importante en la policía secreta de Augusto Pinochet, donde fue la “mano derecha” de Manuel Contreras.
Crédito fotografía: 
Memoria Viva
La secretaria de Manuel Contreras debe ser procesada por la justicia australiana, cuyo juez encargado Robert Williams decidirá si la extradición solicitada por Chile será efectiva.

Este martes, la exsecretaria del Ministerio de Defensa y exintegrante de la Dirección Nacional de Inteligencia (DINA) durante dictadura, Adriana Rivas, fue detenida en Australia; país donde reside desde que se fugó de Chile en 2007 tras ser procesada por su participación en la desaparición de al menos 7 personas durante dictadura.

De esta forma, Rivas podrá ser extraditada a Chile luego que así lo ordenara la Corte Suprema en 2014 por su responsabilidad en secuestros calificados ocurridos entre 1974 y 1977 que afectaron a la cúpula del Partido Comunista.

Se trata de una noticia positiva en cuanto a extradiciones solicitadas por el Estado, ya que este había fallado en conseguir el regreso de algunos casos emblemáticos; como es el de Ricardo Palma Salamanca.

Sin embargo, pese a que Rivas fue detenida, todavía debe ser procesada por la justicia australiana, cuyo juez encargado Robert Williams decidirá si la extradición solicitada por Chile será efectiva.

La mujer, conocida también como “la Chany”, tuvo un rol importante en la policía secreta de Augusto Pinochet, donde fue la “mano derecha” de Manuel Contreras hasta que se trasladó a Australia en 1978.

En dicho país se quedó hasta 2007, año en el que viajó a Chile y fue recibida por su familia en el aeropuerto nacional pero con una sorpresa: la policía local la estaba esperando para ser detenida por su participación en secuestros y torturas.

La noticia afectó principalmente a una de las sobrinas de Rivas, Lissette de 19 años, quien se vio motivada a realizar un documental para conocer realmente quién era su tía.

“El pacto de Adriana”, el nombre de dicho filme, reveló la visión personal de Rivas en cuanto a su trabajo durante dictadura de forma internacional y generó un quiebre entre la tía Chany y su sobrina.

Por su parte, Adriana Rivas se fugó mientras cumplía libertad condicional en Chile, en 2007: pasó por Argentina para luego volver a Australia y desde entonces se mantiene prófuga de la justicia chilena.

Pero este martes 19 de febrero su libertad parece haber llegado a su fin. Rivas fue detenida en el país oceánico y podrá ser extraditada a Chile para finalizar su procesamiento por secuestros; algo que deberá ser decidido por el juez encargado. 5803

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X