• Hay más de nueve mil personas solicitando cita para realizar el trámite, por lo que se hizo necesario ampliar las fechas.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
El plazo original vencía el lunes. Sin embargo, el Gobierno extendió por 90 días la oportunidad de timbrar las visas, quedando fijada la fecha límite para el martes 22 de octubre de este año.

El gobierno anunció que el plazo para la regularización extraordinaria de migrantes, la cual terminaba a las 23:59 del 22 de julio, se extendió por 90 días más, quedando fijada la fecha límite para el martes 22 de octubre de este año.

Álvaro Bellolio, jefe del Departamento de Extranjería y Migración, aclaró que la medida solo aplicará en el caso del estampado de las visas y no habrá más inscripciones.

Este anuncio se produce previo a la marcha convocada por organizaciones defensoras de los derechos de los migrantes, para protestar en contra del proceso.

A pesar de que algunos representantes de agrupaciones expresaron su agradecimiento con el Gobierno por este nuevo plazo, Eduardo Cardoza, vocero del movimiento “Acción Migrante”, criticó la manera en que se ha llevado a cabo el proceso, calificándolo como vago y confuso.

“El objetivo del Ejecutivo siempre ha sido la regularidad, que es ayudar a las personas a que tengan su documentación”, Álvaro Bellolio, jefe del Departamento de Extranjería y Migración

Cardoza acusó además al Ejecutivo de pedir requisitos que los extranjeros no pueden cumplir, como en el caso de la comunidad haitiana a quienes se les pidió certificado de antecedentes, los que no han sido enviados por el gobierno de ese país.

Pese a ello, John Domeus, presidente de la Asociación para el Desarrollo de Haitianos en Chile, explicó que desde su país trabajan para lograr cumplir con el nuevo plazo.

En la marcha de mañana, las agrupaciones también exigirán medidas para agilizar el trámite de los casi 400 ciudadanos venezolanos que llevan prácticamente un mes esperando una atención en el consulado chileno en Tacna.

El diputado frenteamplista miembro de la comisión de Relaciones Exteriores, Vlado Mirosevic, acusó improvisación del Gobierno para enfrentar este flujo migratorio.

Quien preside esa comisión, el diputado socialista Jaime Naranjo, exigió argumentos humanitarios y no administrativos, emplazando al Ejecutivo de flexibilizar su postura ante los migrantes.

 

“Vamos a atenderlos a todos”

Bellolio afirmó que la decisión se tomó “para incentivar el estampado de las visas y dado que en algunos casos, no por responsabilidad del migrante, sino porque no han enviado desde sus gobiernos respectivos los certificados de antecedentes; o por las cerca de 10 mil personas que solicitaron su cita y están esperando ser atendidos”.

“Nosotros queremos dar la oportunidad para que todo extranjero al que se le otorgó su visa, que se inscribió en la regularización, que por factores externos no ha podido hacerlos, solicite su cita y vaya a estampar”, agregó la autoridad.

En esa línea, Bellolio explicó que “de los que efectivamente se les otorgó la visa y no han ido a estampar, tenemos cerca de 9 mil solicitando cita, al igual que los chilenos, también están todos solicitando a última hora, nosotros vamos a tener la capacidad de atenderlos a todo”.

“Tenemos cerca de unas 3 mil a 4 mil personas que salieron del país por distintas razones, por lo tanto no van a ir a estampar su visa. Tenemos algunos casos que estamos esperando el certificado de antecedentes del país de origen, como en el caso particular de Haití, aún quedan solo 4.700 certificado de antecedentes que no hemos recibido de las cerca de 45 mil”, añadió Bellolio.

Por lo anterior, el jefe de Extranjería aseguró que “no queremos dejar fuera a estas 4.700 personas que, por razones que no están bajo su control, no han podido ir a estampar y esperamos que en estos próximos 90 días lo puedan hacer. Aún hay un poco más de 20 mil personas que no han solicitado su cita para ir a estampar y esperamos que lo puedan hacer con este nuevo plazo”.

“El objetivo del Ejecutivo siempre ha sido la regularidad, que es ayudar a las personas a que tengan su documentación, tengan su carné de identidad y se puedan insertar fácilmente en la sociedad chilena”, concluyó Álvaro Bellolio.

Así, con la extensión del plazo se verán beneficiados los migrantes que ya se les aprobó la visa, pero no han ido a estampar, quienes están esperando que sus respectivos gobiernos envíen los certificados de antecedentes y los extranjeros que se inscribieron en el proceso, pero aún no solicitan cita para su regularización. Además, se confirmó que se han rechazado 5 mil solicitudes.

En tanto, la Contraloría General de la República ratificó que investiga al Sistema de Reserva de Horas de Migraciones, tras recibir denuncias relacionadas a dificultades y demoras en la atención.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X