• El pasado enero, el papa Francisco viajó a Chile y en su periplo defendió al obispo Barros, aunque a su regreso al Vaticano se desdijo y ordenó al arzobispo maltés Charles Scicluna que investigara esos y otros hechos.
Crédito fotografía: 
Referencial
La situación del obispo Juan Barros era especialmente delicada. Víctimas de abusos sexuales cometidos por el influyente sacerdote Fernando Karadima, condenado en 2011 por la Justicia canónica, acusaron al religioso de encubrir esos hechos.

El obispo Juan Barros, acusado de encubrimiento por víctimas de abusos sexuales, pidió perdón por sus "limitaciones" después de que el papa Francisco aceptara su renuncia a la diócesis de Osorno.

"Les pido con humildad que me disculpen por mis limitaciones y lo que no pude lograr; el padre misericordioso del cielo nos ayude a todos para mejorar para amar en todo", dijo Barros en un comunicado difundido este lunes.

"Nuestras vidas están en las manos de Dios que conoce nuestras conciencias y las acciones de cada uno en este complejo tiempo que nos tocó vivir", añade el texto.

Barros expresó en el comunicado su "gratitud" al papa Francisco por "su viva y paternal preocupación para el bien de todos".

"Con espíritu de fe veo en sus decisiones los caminos de Dios, su Divina Providencia nos va conduciendo para nuestro mayor bien", apuntó.

El papa Francisco aceptó este lunes las renuncias de Barros y de los obispos de Valparaíso, Gonzalo Duarte García de Cortázar, y de Puerto Montt, Cristián Caro Cordero, estos dos últimos mayores de 75 años.

La situación del obispo Juan Barros era especialmente delicada. Víctimas de abusos sexuales cometidos por el influyente sacerdote Fernando Karadima, condenado en 2011 por la Justicia canónica, acusaron al religioso de encubrir esos hechos.

VÍCTIMAS APLAUDEN SALIDA DE OBISPOS

Con aplausos de las víctimas y el reconocimiento de la Conferencia Episcopal de que el dolor causado por los abusos "va más allá" de una renuncia se recibió la decisión del papa Francisco de aceptar la salida de tres obispos del clero chileno. 

"Empieza un nuevo día en la Iglesia Católica de Chile. Se van tres obispos corruptos y seguirán más" publicó en Twitter Juan Carlos Cruz, una de las víctimas del párroco Fernando Karadima, que hace algunas semanas fue recibido por el papa en el Vaticano junto a otros dos abusados por el sacerdote, suspendido en 2011 a perpetuidad por la Justicia canónica. 6102

En conversación con radio Cooperativa desde Estados Unidos, donde reside, Juan Carlos Cruz dijo que, a su juicio, "empieza un nuevo día para la Iglesia chilena.

"No puedo estar más emocionado, más feliz, agradecido del papa, que está cumpliendo y va a seguir cumpliendo lo que nos dijo", apuntó.

"Estoy tremendamente contento por las diócesis que se liberan de estos hombres y especialmente por la gente de Osorno, que ha demostrado tanta perseverancia, tanto amor a la Iglesia, a pesar de que les han dicho de todo se han mantenido firmes y toda su lucha ha tenido resultado", añadió Cruz.

En tanto, el portavoz de la Conferencia Episcopal chilena, Jaime Coiro, no descartó que otros obispos sean separados de sus cargos por el papa, pues "el dolor y consecuencias de los abusos sexuales van más allá de la salida de un obispo o aceptaciones de perdón".

Lo importante, subrayó, es crear "una cultura de la prevención que reemplace la cultura del encubrimiento" y aseguró que los obispos chilenos "han expresado plena disponibilidad al itinerario de medidas que pueda tomar el papa".

 

LA CIFRA:

3 obispos salieron de sus cargos luego que el papa Francisco aceptara su renuncia

 

LA FRASE:

"Nuestras vidas están en las manos de Dios que conoce nuestras conciencias y las acciones de cada uno en este complejo tiempo que nos tocó vivir", Juan Barros.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X