Crédito fotografía: 
Referencial
Ocurrió durante un procedimiento de extracción de dos piezas dentales e instalación de implantes

El Segundo Juzgado Civil de Santiago condenó a Carlos Jorge Songer Jérez, odontólogo, a pagar $82.469.962 a un paciente que sufrió la perforación del nervio trigémino, en un procedimiento negligente de extracción de dos piezas dentales e instalación de implantes, que dejó con dolor permanente a la afectada.

En el fallo, el juez Víctor Bergamín Sala ordenó al especialista pagar $32.469.962 por concepto de lucro cesante y $50.000.000 por daño moral, a la demandante, tras dar valor de plena prueba al fallo en sede penal, dictado por el Octavo Juzgado de Garantía de Santiago, que condenó al odontólogo por cuasidelito de lesiones graves.

“Que la sentencia penal citada precedentemente goza del efecto de cosa juzgada, inclusive en la esfera civil, en razón de lo dispuesto en el artículo 178 del Código de Procedimiento Civil, puesto que el fallo condena al demandado de estos autos, don Carlos Jorge Songer Jérez, por su responsabilidad en los mismos sucesos que sustentan la demanda incoada en autos”, establece el fallo.

“…El señor Songer Jérez, ha incurrido en un comportamiento no solo culpable, sino que además contrario a la lex artis de la especialidad médica que profesa -lesión de nervio trigémino de la demandante, por fijación de implantes dentales sin previos estudios en torno al diámetro y profundidad adecuada de estos-, subsumible en la conducta típica del cuasidelito de lesiones graves previsto y sancionado por el artículo 491 inciso primero del Código Penal, en relación con el 490 N° 2 del mismo cuerpo legal, tal como se ha establecido con fuerza de cosa juzgada por el fallo aludido”, concluye.

La presente, se trata de una decisión judicial de primera instancia, por lo que el fallo es apelable.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

Vida Hogar

 

 

X