• “Considero que quedarse en las renuncias o sacar un provecho político de corto plazo sería muy mezquino de nuestra parte”, puntualiza el senador por la Región de Coquimbo.
Crédito fotografía: 
Andrea Cantillanes
El legislador por la Región de Coquimbo admitió que tanto Andrés Chadwick como el propio Presidente Sebastián Piñera están adoptando las medidas que debieron haber tomado los gobiernos anteriores, por lo que instó a no sacar ventajas pequeñas.

Una serie de actividades en Ovalle, Coquimbo y La Serena tenía programadas el senador Jorge Pizarro, que debió suspender, luego que debió partir al Congreso, para escuchar al Gobierno sobre la medida de remoción de Hermes Soto, como general de Carabineros. Sin embargo, en medio del viaje, el legislador admitió a diario El Día que no es el momento de quedarse en la coyuntura o pedir nuevas renuncias. Es por ello que dijo no ser partidario de la postura de algunos sectores que piden que el siguiente paso es que se margine el ministro del Interior, Andrés Chadwick. Pizarro asegura que más allá de lo formal, “espero que sean los últimos hechos de una grave crisis institucional en Carabineros de Chile que se viene arrastrando desde hace bastante tiempo”.

Asegura que se ha hecho costumbre el encubrimiento de acciones, “los montajes, pasar a llevarse los protocolos que van minando la estructura operacional y la eficacia de Carabineros y sobre todo la credibilidad y confianza en una institución importante”.

“Al Gobierno le costó  afiatarse y  tuvieron problemas de recursos humanos competentes para asumir algunas responsabilidades”

Pizarro insiste en que más allá de las renuncias del director general y del alto mando hay que establecer criterios claros y transparentes, “y garantizando el orden público y protegiendo la seguridad de las personas y actuando de acuerdo a la ley. Más allá de buscar responsabilidades donde no las hay o quedarnos sólo en la coyuntura, Carabineros requiere de una reestructuración profunda en la formación de sus efectivos y en la forma como llevan adelante sus protocolos y requiere un esfuerzo de unidad nacional”.

-Usted dice no quedarse en la coyuntura, pero hay sectores que sostienen que el paso siguiente es que renuncie el ministro del Interior, Andrés Chadwick, ¿lo cree también así?

“El paso siguientes es abocarnos a la reestructuración y ha sido este ministro del Interior de este Gobierno que ya ha enviado una propuesta de modificación estructural a la institución de Carabineros, que se está empezando a discutir en la Comisión Especial de Seguridad que se creó en el Senado. A mí no me parece que el actual ministro del Interior tenga que ser objeto de una renuncia porque si hay alguien que ha tomado las medidas de manera drástica ha sido este ministro del Interior. Me hubiera gustado que el ministro anterior o el subsecretario hubieran actuado con la misma firmeza, claridad y transparencia, porque esta situación no es de ahora. Todos asistíamos al show del subsecretario anterior (Mahmud Aleuy) cuando trataba de justificar la operación Huracán. Entonces, creo que quedarse en las renuncias o sacar un provecho político de corto plazo sería muy mezquino de nuestra parte”.

-¿Advirtió un ‘gallito’ innecesario entre Hermes Soto y el Presidente de la República, porque lo pudo hacer de otra manera?

“Sin duda que lo sucedido genera una crisis, lo que hace el general director es decir, ‘mire, me están pidiendo la renuncia y yo no soy culpable por lo que se me pide la renuncia. Me han mentido y yo he dicho que mis funcionarios me mintieron’. Hay algo muy malo al interior de Carabineros, pero él dice que no es el responsable y ahí viene la discusión más de fondo de la institución y lo que debemos construir hacia delante y al parecer no se entiende que hay una sujeción al poder civil y esa discusión de fondo la tuvimos cuando se hizo la última modificación constitucional para que el Presidente tuviera la facultad de destituir al director general de Carabineros cuando lo estimara pertinente y se produjo esta alternativa en que tenía que ser un decreto fundado a informar a ambas cámaras y toma y razón de la Contraloría”.

CONTAMINACIÓN

-La interrogante es si los generales que accedan al Alto Mando tendrán la experiencia suficiente...

“Esa es una apuesta que está haciendo el actual Presidente pensando que hay que hacer cambios y una reestructuración muy grande y para ello son más proclives las nuevas generaciones y no las antiguas. No hay que olvidarse que en Carabineros hay un proceso de contaminación en la cadena de mando que es el que se está tratando de romper con la salida de esta cantidad de generales a la que hacíamos referencia y con los que salieron a principios de año y otros el 2017. Me parece que no hay otra alternativa y tiene que ir acompañada de una nueva normativa institucional que posibilite que la formación de Carabineros sea revisada y modificada. De una vez por todas el país tiene que estar dotado de una capacidad de elaborar información de inteligencia y que no esté dependiendo sólo de Carabineros y eso hoy no lo tenemos”.

El legislador admitió que los problemas que han tenido los últimos Gobiernos es que Carabineros, “quien tiene que entregar una información adecuada ha mentido, ha modificado la información, ha encubierto, ha hecho montaje y eso ha llevado al poder civil a tomar malas decisiones”.

 

PUGNAS INTERNAS

-Se sostiene que la crisis en el caso Carabineros también tendría que ver con pugnas internas entre el grupo del exdirector general Bruno Villalobos y los leales a Hermes Soto…

“Las pugnas internas son evidentes y uno de los problemas más graves que tuvo Soto es que gente partidaria del liderazgo anterior de Carabineros siguió pasándose cuentas y esa es la razón porque el Gobierno y el Presidente Piñera le pidió al general Soto que firmara la renuncia de los 10 generales que seguían y por eso que se está apostando a una renovación completa del alto mando, para terminar con esa contaminación interna que podía dejar secuelas”.

-En medio de la solicitud de la renuncia, el presidente del Senado Carlos Montes admitió que no le gustaba la figura que el Parlamento fuese un mero “buzón”…

“Evidente, porque en el Gobierno no querían que se reuniera la sala del Senado porque pensaban que era un mero trámite. Cuando se hizo la Reforma Constitucional el objetivo era que ambas Cámaras conocieran el fundamento de la petición de renuncia. No sólo tenemos que darnos por enterados porque llegó a la oficina de partes, sino que se tiene que dar cuenta en la sala y es cierto que no estamos llamados a votar algo a favor o en contra”.

 

PÉSIMO REPRESENTANTE

-La crisis en Carabineros dejó en un segundo plano en la región la solicitud de renuncia del gobernador de Limarí, Darío Molina, ¿advertía, como lo indicó el PC, que era insostenible su permanencia en el cargo?

“El gobernador Molina debió haber salido antes, sin duda, los gobernadores son los representantes no sólo de la intendenta y el Presidente de la República en cada una de los provincias y él era un pésimo representante del Presidente. Efectivamente, conversé en dos oportunidades con el ministro del Interior y le hice ver esta situación, pero no me correspondía a mí pedir renuncias ni nada, pero era evidente que había que hacer un cambio y así lo comprometió el ministro y lo concretó, lo que me parece bien y eso será positivo para la gestión de la Gobernación de Limarí y creo que a la larga será positivo para la propia intendenta porque era evidente que había diferencias sustanciales en gestión y la forma de hacer la política regional en la Provincia de Limarí”.

-¿La llegada de Iván Espinoza quien fue vocero de Gobierno calmará la tensión que había en Limarí ?

“Espero efectivamente que el futuro gobernador pueda tener un diálogo más fluido y no sólo con las autoridades locales, sino que con la gente de la propia Gobernación y pueda entender que es una responsabilidad de la Presidencia de la República, pero además de generar condiciones de diálogos, entendimiento y respeto”.

-El diputado de RN Francisco Eguiguren dijo que estaban cansados y aburridos de que la DC viviese pidiendo renuncias…

“Por lo menos yo nunca le he pedido la renuncia a nadie. Lo que sí cuando me han pedido opinión la he entregado a las autoridades que corresponda y lo he hecho responsablemente. Hasta el momento hemos tenido más la razón nosotros que lo que puede hacer el voluntarismo de un parlamentario de Gobierno”.

Las medidas adecuadas a los tiempos

 -¿La crisis en Carabineros se estaría transformando en el Caso Caval para Michelle Bachelet?

“Son cosas distintas, el Gobierno ha estado tomando las medidas adecuadas en el caso de Carabineros. Lamento mucho que no lo hayan hecho en mi gobierno ni el ministro Fernández (Mario), Burgos (Jorge) ni menos el subsecretario Aleuy (Mahmud) que al final creía que se las sabía todas, pero está comprobado que lo hacían leso todos los días”.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X