• El pasado viernes la madre de la menor se acercó al colegio para mostrar las fotografías que enseñaban las heridas de su hija, ocasión en que según dice el director del recinto, no se dudó en comenzar con las averiguaciones
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
La directora (s) de la Superintendencia de Educación, Paulina Román, manifiesta su preocupación por los niveles de agresión que han alcanzado los niños en la actualidad. En tanto, desde el establecimiento de la comuna puerto aseguran que se inició la investigación correspondiente.

Un complejo escenario de violencia y acoso escolar es el que investiga por estos días un establecimiento educacional de la Región de Coquimbo. Se trata de la brutal agresión que habría sufrido una menor de seis años por parte de sus compañeros en el colegio San Luis de la comuna puerto.

El hecho fue difundido a través de redes sociales por la hermana de la estudiante, quien acusa que la pequeña fue víctima de una golpiza por alumnos de primero básico. Sin duda la lamentable situación activa las alertas de apoderados y autoridades frente a posibles casos de bullying y abuso escolar. 

En conversación con el programa Gran Angular de radio Mistral (95.1 FM), la directora (s) de la Superintendencia de Educación, Paulina Román, señala que “no es posible relatar mayores antecedentes del tema puntual, lo que nosotros trataremos de ver es cuál es el procedimiento que se ha seguido al interior del colegio”.

“No me voy a quedar callada como mamá, en el colegio hay más casos como estos y nadie habla. No me voy a quedar de brazos cruzados", María Pereira, madre de la menor

En definitiva, dar cuenta de “si es algo que venía de tiempo atrás o se trata de un incidente particular. En el primer caso podría tratarse de una situación de bullying o un conflicto mal manejado por el establecimiento”, agregando que lo principal es “investigar por qué los niños llegan a estos puntos de agresión, qué es lo que sucede con ellos”.

Por su parte, María Pereira, madre de la niña de seis años, indica que esta es una situación común en el recinto, donde asegura no se toman los resguardos necesarios. “No me voy a quedar callada como mamá, en el colegio hay más casos como estos y nadie habla. No me voy a quedar de brazos cruzados”.

Respecto a lo sucedido, cuenta que “el jueves me llamaron y me dijeron que mi hija estaba mojada. Me dicen que había sido atacada por una alumna que le tiró una leche. Más tarde ella me dice que fue atacada con piedras, eso es lo que detalla el parte médico (…) Pienso cambiarla de colegio, no la dejaré ahí”.

Se activaron los protocolos

En conversación con El Día, el director del colegio San Luis, Patricio Jeria, señaló que si bien la apoderada se negó a firmar la autorización para iniciar una investigación, el recinto educacional activó el protocolo la mañana de este lunes, dando paso a una serie de entrevistas con apoderados y alumnos.

Según cuenta, “la primera situación se produjo en junio, cuando la madre comentó que molestaban a su hija, activándose de inmediato los protocolos. Finalmente se descartó una situación de bullying y más adelante no paso absolutamente nada. En la oportunidad se hicieron charlas y talleres porque son niños de primero básico”.

“Cualquier dificultad que tenga un apoderado debe acercarse al establecimiento, donde se iniciarán los protocolos, ya que es muy complejo subirlo a redes sociales (...) No necesariamente la solución es expulsar o suspender alumnos, aquí hay compromisos de por medio”, Patricio Jeria, director del colegio San Luis

El pasado viernes la madre de la menor se acercó al colegio para mostrar las fotografías que enseñaban las heridas de su hija, ocasión en que según dice Jeria, no se dudó en comenzar con las averiguaciones. “La idea es ver si se produjo o no, y cómo sucedió, eso es lo que estamos investigando y vamos  a hacer lo que corresponda”, aseguró.

En relación a las medidas que se tomarán si se llega a comprobar la agresión, detalla que “van desde el trabajo comunitario con personas más adultas hasta charlas con los padres y orientadores. Este no solo es un trabajo del colegio, sino que de todos los agentes que existen en la comunidad educativa”. 6001i

Recomendaciones para apoderados

En relación a las medidas a seguir en este tipo de casos, Paulina Román entrega una serie de recomendaciones para los apoderados.

“Lo ideal es que los padres actúen en conocimiento del reglamento del colegio y presentando sus reclamos por escrito. Sin embargo, si éstos no son acogidos, se pueden acercar a nuestras oficinas. En tanto, las comunas más alejadas lo pueden hacer vía web”, señala.

Por otra parte, aconseja no exponer a los menores de edad en plataformas sociales, lo que atenta contra su integridad. “No somos partidarios que expongan a sus hijos por redes sociales porque hay un tema de resguardo de por medio, tanto para los agredidos como para los agresores”, explica.

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X