La iniciativa, que tiene el objetivo de acercar el idioma a menores en situación de vulnerabilidad, se ha desarrollado en nueve escuelas municipales de Paihuano y seis de Vicuña

En el marco del aniversario del proyecto “We Learn” de la Fundación Educacional Oportunidad, que hace una década se ha focalizado en instalar el inglés como segundo idioma en niños que están cursando la etapa preescolar, se realizó el séptimo Festival “Singing Under The Stars”, donde los alumnos de las diferentes escuelas de la zona sorprendieron con su talento cantando en inglés.

En conversación con El Día, Mariana Aylwin, presidenta del Directorio de la Fundación, señaló que la misión de la organización “es apoyar las iniciativas de innovación educativa combinando investigación con acción, por medio de la participación de varios actores para ir construyendo estrategias que resulten y sean replicables en otros lugares”.

El proyecto, que ha impactado a más de 15 mil alumnos en las regiones Metropolitana, Coquimbo y O’Higgins, está principalmente dirigido a niños de pre kínder hasta quinto básico, y para esto “hemos hecho un curriculum especial, con materiales educativos de punta y estrategias innovadoras que involucra a familias, sostenedores municipales, equipos de sala y directivos”.

Según contó la ex ministra de Educación “cada año hay 600 niños que están aprendiendo inglés en la cuarta región, dando un total de cerca de tres mil, de los cuales algunos ya han egresado del colegio e ingresado a la universidad”, destacando que “son menores que saben comunicarse mejor con los turistas y pueden tener más oportunidades de trabajo, ya que el inglés es una herramienta que abre muchas puertas”.

En tanto, Marcela Marzolo, directora ejecutiva de la Fundación, sostuvo que “buscamos aprovechar una edad crucial, donde la plasticidad del cerebro es mucho mayor. Mientras antes se enseñe inglés en los niños, más oportunidades tendrán de poder acceder, de manera amigable, a la infinita información que está en ese idioma, como parte del mundo interconectado en el que vivimos”.

Evaluaciones En relación al resultado de las evaluaciones que han hecho, Mariana Aylwin concluyó que “los niños de sectores vulnerables, especialmente del mundo rural no se atreven bien a expresarse en inglés, les da vergüenza. Por este motivo, exponerlos constantemente a conversaciones en este idioma y tener contacto con profesores cuya lengua nativa es el inglés, ha significado para ellos una apertura del mundo porque han conocido a jóvenes de todas partes”.

Paralelamente, también valoran las actividades didácticas que tienen que ver con acciones lúdicas, como cantar canciones y aprender palabras nuevas. Ante la positiva recepción que han tenido, Aylwin comentó que “aquí empieza la estrategia de convencimiento a los sostenedores y al Departamento de Administración de Educación Municipal (DAEM) para que se aumenten las horas de inglés en los colegios”.

Si bien admite que esta modificación en la malla curricular presenta dificultades, sostuvo que como fundación intentan cooperar en todos los sentidos. En esta misma línea, contó que “nosotros estamos en contacto con el Ministerio de Educación tanto en la cuarta región como a nivel nacional. Hay una mesa de trabajo donde se discute sobre cómo enseñar mejor el inglés en nuestro país”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X