Crédito fotografía: 
Internet / Referencial
Los tonos del atardecer de la luna de sangre son causados por la dispersión y refracción de la luz solar a través de nuestra atmósfera a medida que la Luna pasa a través de la sombra de la Tierra durante un eclipse lunar total.

El comienzo del año 2019 será especial, así lo confirmó la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) dado que el 20 de enero tendrá lugar una superluna de sangre.

Se trata de un fenómeno que reúne las características de un eclipse y una superluna, por lo que será uno de los mayores eventos astronómicos del próximo año, comparable al eclipse lunar del pasado 27 de julio que duró cerca de 1 hora y 43 minutos.

Los eclipses lunares se originan cuando la luna se posiciona en el centro de la sombra que emite la Tierra, conocido como la fase de umbra, y al mismo tiempo se produce una dispersión y refracción de la luz solar a través de la atmósfera.

Esto genera un cambio en la tonalidad natural del satélite a uno marrón rojizo, razón por la que se le denomina luna de sangre.

Respecto al nombre de superluna, se debe a que en enero el satélite orbitará más cerca de la Tierra, por lo que se podrá ver de un tamaño más grande al usual.

Según el periódico norteamericano USA Today, el fenómeno dará inicio a las 21:37 hora del Este (23:37 hora de Chile), y se podrá ver en su totalidad a lo largo de todo nuestro país. El evento terminará a las 12:43 a.m del 21 de enero (02:43 hora de Chile).

Millones de espectadores tendrán la oportunidad de registrar con fotos y videos el fenómeno, ya que no se necesitarán mayores equipos para observarlo. Eso, sólo si el clima es favorable y el cielo está despejado.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X