Crédito fotografía: 
Internet / Referencial
El aeródromo internacional de la capital, fue inaugurado en 1967 y lleva el nombre de Comodoro Arturo Merino Benítez (1888-1970) en honor al militar chileno, considerado como un prócer de la aviación.

La herencia literaria del poeta chileno Pablo Neruda se ha visto enfrentada en las últimas semanas con la influencia directa en la historia de la aeronáutica civil y militar del país de Arturo Merino Benítez, en torno al debate sobre el posible cambio de nombre del aeropuerto de Santiago.

El aeródromo internacional de la capital, que fue inaugurado en 1967, lleva el nombre de Comodoro Arturo Merino Benítez (1888-1970) en honor al militar chileno, considerado como un prócer de la aviación.

El nombre obedeció a una iniciativa del presidente Salvador Allende (1970-1973), de quien el militar fue un ferviente partidario.

En los últimos meses, sin embargo, la polémica se ha volcado sobre la instalación aeroportuaria, a raíz de la presentación de un proyecto de ley que busca renombrar el principal aeropuerto de Chile con el nombre de Pablo Neruda (1904-1973).

 

CAMBIO DE NOMBRE

En julio de 2014 varios diputados de diversos signos políticos apoyaron la presentación, con el argumento de encumbrar el nombre del literato chileno, en homenaje a su labor en el campo de las letras y la repercusión mundial que ha tenido.

Aunque el proyecto todavía se encuentra varado en la Cámara Baja del Parlamento, pendiente de votación, la discusión sobre la conveniencia del cambio de nombre ha traspasado los muros del Congreso y se ha instalado en la sociedad y en los medios de comunicación del país.

No han faltado en el último mes partidarios de la opción de mantener el actual nombre de las instalaciones aeronáuticas o detractores que alegan por rebautizar el aeropuerto.

"No lo hay (mejor nombre para el aeropuerto). Es absolutamente pertinente y cabe hacerse la pregunta: ¿qué otro lugar podría perpetuar el nombre del fundador de nuestro sistema aeronáutico? No hay alternativa", Eduardo Werner, historiador del Museo Nacional Aeronáutico y del Espacio

Incluso, se llegó a hablar, en el marco de la construcción de una nueva y más grande terminal internacional, que cada edificio lleve un nombre.

Uno de los argumentos más repetidos es la resonancia internacional de uno y otro nombre, siendo que Neruda es reconocido en todo el mundo por sus versos y Merino no goza de esa fama.

Desde el mundo de la aeronáutica no dudan que la figura del militar chileno es idónea para nombrar las instalaciones aeroportuarios más importantes del país.

El historiador del Museo Nacional Aeronáutico y del Espacio, Eduardo Werner, explicó que no es una cuestión de fama lo que debe primar para nombrar el aeropuerto santiaguino, ni tampoco enfrentar a figuras históricas de Chile tan diferentes.

"No lo hay (mejor nombre para el aeropuerto). Es absolutamente pertinente y cabe hacerse la pregunta: ¿qué otro lugar podría perpetuar el nombre del fundador de nuestro sistema aeronáutico? No hay alternativa", expresó Werner.

En ese sentido, comentó que el nombre de un aeropuerto debe "perpetuar lo más ligado a un aeropuerto, que es la historia de la aviación y en este caso de su principal gestor o mentor".

"No se trata de negar glorias a otros personajes", puntualizó Werner en relación a Neruda, aunque recalcó que cada uno "en su sitio".

"Habrá obras públicas y espacios de memoria que puedan perpetuar sus glorias (de Neruda), pero a Merino lo que le toca, donde dio fuste y gloria, en la aviación", concluyó.

 

RECONOCIMIENTO MUNDIAL

Otro punto importante que resalta en el debate es la sonoridad que le daría el nombre de Pablo Neruda a una de las principales puertas de entrada a Chile para extranjeros, según indicó el director de la Fundación Pablo Neruda, Fernando Sáez.

"Para Neruda, particularmente, no es ningún beneficio. Más bien es un beneficio para la imagen del país porque el nombre de Neruda es reconocido en el mundo entero y ese es el único argumento", señaló.

Asimismo advirtió que los méritos para que se renombrara el aeropuerto capitalino los cosechó Neruda gracias a sus versos y su trabajo literario, independientemente de sus otras facetas, ya sea política, social o personal.

"Para Neruda, particularmente, no es ningún beneficio. Más bien es un beneficio para la imagen del país porque el nombre de Neruda es reconocido en el mundo entero y ese es el único argumento", Fernando Sáez, director de la Fundación Pablo Neruda

Esa sensibilidad de los versos nerudianos es lo que a juicio de Sáez sería un buen reclamo y una cálida bienvenida a los pasajeros de los vuelos que aterricen en Santiago.

"Si le dijeran a uno en el aeropuerto al llegar vamos a aterrizar en el aeropuerto Pablo Neruda de Santiago de Chile', hay una asociación y una resonancia mucho mayor y más afectiva y sensible si dicen eso", dijo.

Pese a la polarización del debate legislativo, mediático y social y los posicionamos en favor y en contra de Pablo Neruda y Arturo Merino Benítez, la realidad es que de uno y otro lado no tienen nada en contra del otro personaje.

"Absolutamente ningún problema (con la figura de Merino)", explicó Sáez. "¿Qué voy a tener (en contra de Neruda)? Es gloria de las letras y premio Nobel", afirmó Werner.

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X